lunes, 29 de enero de 2007

CAMINO A LA PROSPERIDAD: La Meditación (4ta. parte)


En esta cuarta entrega de la serie "Camino a la Prosperidad", quedamos en hablar sobre la meditación. Muchas personas dicen que les he imposible meditar, ya que no logran poner la mente en blanco. Claro, que esto en los primeros intentos no es posible, se necesita entrenamiento para lograrlo, pero la ventaja está en que la meditación para positivar nuestros deseos y lograr la PROSPERIDAD INTEGRAL, no requiere tanto de una mente sin pensamiento, más bien necesita una mente que pueda centrar su pensamiento en los decretos o peticiones que deseamos hacer, lo cual es mucho más fácil de lograr. ¿ Cómo iniciar la meditación? Busquemos un lugar cómodo y tranquilo, allí bien sentados o acostados (sin cruzar nuestras extremidades), cerremos los ojos y respiremos unas cinco veces en forma profunda inhalando por la nariz y exhalando por la boca, ya tan solo este ejercicio respiratorio nos ayuda a iniciar el proceso de relajación de nuestro cuerpo. Luego, de cumplido el ejercicio respiratorio, pasamos a centrar la atención en nuestro cuerpo y nos concentraremos en cada una de las partes de este, incluyendo órganos internos, para relajarlos. Ejemplo: iniciamos nuestra concentración sobre los dedos del pie derecho y los relajamos, seguimos por la pierna, rodilla, muslo, cadera, dedos pie izquierdo y de esta manera hasta llegar a la coronilla de nuestra cabeza, tratemos, con la práctica se logra, de visualizar una luz blanca que nos rodea el lugar sobre el que nos estamos concentrando. Al sentir el calor de esta luz o visualizarla o ambas, podemos decir mentalmente, lleno mi (la parte donde estamos concentrado riñón derecho, muslo, ojo izquierdo, paladar, etc) de energía de salud y curación. Luego de completado esto, busquemos ir a un estado más profundo de relajación, usando el método del ascensor. Nos imaginamos en el piso 4 de un edificio y dentro de un ascensor, allí decimos : "cuando llegue al piso 1 estaré profundamente relajado pero me mantendré alerta a lo que suceda a mi alrededor" En ese momento visualizamos la pared frente al ascensor, donde hay un enorme número 4 y vemos como se cierran las puerta de este, sentimos como bajamos y se para de nuevo, vemos como se abre la puerta del ascensor y miramos la pared del frente donde observamos un número 3 y repetimos: " cuando llegue al piso 1...." Y continuamos el proceso por el piso 2 hasta llegar al 1. En ese momento nos sentiremos mucho más relajados y listo para iniciar nuestro proceso de petición y decretos que nos permitirá lograr lo que queramos, lo que deseemos, lo que soñemos. Sobre el siguiente proceso continuaremos en la quinta parte de esta serie, por ahora aprovechemos la PROSPERIDAD INTEGRAL
Continuará.....................
Para entender este trabajo debe leer Camino a la Prosperidad 1, 2, y 3 en este mismo blog.

H. G. CIBELE
Publicar un comentario