miércoles, 30 de diciembre de 2009

Y...¿sigues etiquetando?



Hola, después de disfrutada la navidad y a la espera de año nuevo, vamos a hablar de las etiquetas. Explico, no me refiero a los buenos modales que debemos tener ante la mesas de la cena de año nuevo. me refiero a la costumbre que tenemos de etiquetar a las personas, cosas o hechos. La carga de creencias y experiencias que conforman nuestro ego, nos llevan a etiquetar cotidianamente a las personas, cosas o hechos, haciéndonos creer, nuestro ego, que la etiqueta que colocamos es una verdad absoluta. y de está manera decimos que alguien es esto o aquello porque así nos dicen nuestra creencias o experiencia, o que algo es de una manera y no de otra, o que alguna cosa es buena o mala, efectiva o dañina, y cualquiere etiqueta que a nuestro ego se le ocurra. Una pregunta, se les ha ocurrido detenerse un momento a pensar sobre algo que han calificado con una etiqueta X, haganlo ahora, piensen en esa cosa, hecho o persona, hagan un analisis de los aspecto y descubrirán con sorpresa que en mucho de los casos la etiqueta que hemos colocado es falsa- Les doy un ejemplo: hablemos de una planta que es fea, tiene puas (espinas), es babosa, es sumamente amarga y al cortarla huele feo. Inmediatamente, etiquetamo y nuestra experiencia o creencias nos dice: dada esas características esa planta es asquerosa y de seguro hasta venenosa. Sería la etiqueta lógica que dariamos con nuestra experiencia y/o creencias (experiencia de otros que nos han contado y hemos aceptado como una verdad). Ahora bien, les voy a dar el nombre de esa planta ALOE VERA (Sábila en algunos paises latinoamericanos). Uno de los seres vivos de la naturaleza con la mayor cantidad de propiedas curativas. En fin, una de las plantas más milagrosas de nuestro planeta. Aquí la naturaleza nos eneseña que jamás debemos etiquetar a nada ni nadie, en relación a lo que cree nuestro ego que debe ser. Las experiencias y creencias no son verdades absoluta, son eso simplemente, nuestra experiencia y nuestra creencia. Aprendamos a no andar por la vida haciendo juicios de valor (calificando o etiquetando) los hechos, las cosas y las personas, tan sólo por lo que perciben nuestros sentidos, Es decir, no dejemos que nuestro ego maneje las situaciones, permitámosle a nuestro verdadero ser la experiencia de conocer más sin etiquetar y les aseguro que serán muchas las agradables sorpresas que van a recibir. Desde ya les digo: "el hábito no hace al monje" No crean sólo en lo que ven, crean tambien en lo que sienten cuando logran hacerlo desde su verdadero ser. Eliminen esas emociones que le limitan la vida y les disminuyen el horizonte. SISTEMA TEA Terapía Emocional para la Atracción.

UNETE GRATIS AL SISTEMA TEA
ENTRA AQUI:
http://www.facebook.com/group.php?gid=167254838767&ref=mf
Publicar un comentario