miércoles, 6 de diciembre de 2006

LA PALABRA FUENTE DE PODER

La prosperidad no es una utopía. Realmente nuestra vida puede orientarse hacía donde deseemos, tan sólo con el uso de la palabra como herramienta para la construcción de nuestro futuro.
Somos y seremos lo que pensamos y decimos. Por ejemplo: si todos los días pensamos que al salir de nuestra casa, probablemente seremos atacado por algun delicuente, ya que en nuestra ciudad hay una gran inseguridad, muy probablemente seremos atacado por algun delincuente. Al igual, que si positivamente pensamos en que lograremos algo, por ejemplo un buen empleo. Si lo deseamos, día tras día, lo pensamos continuamente, no lo imaginamos, lo vemos como un hecho en nuestra mente, seguro que obtendremos ese trabajo.
Esto aunado a una rutina diaria de meditación, nos llevará a obtener todo lo que deseemos en la vida. Entendiendo que la prosperidad es un hecho integral, donde la abundancia no sólo debe de existir en dinero, sino también en salud, amor, felicidad, exito y sabiduría.

TODO ESTO SE PUEDE LOGRAR
CREANLO Y COMPRUEBEN
YA DARE MAS INFORMACION
Publicar un comentario