martes, 6 de febrero de 2007

Camino a La Prosperidad. La Meditación (5ta parte)

Continuando con la meditación. Llegando al piso 1 en el método del ascensor (Leer Camino a la Prosperidad 1, 2, 3 y 4 en este Blog), estamos listos y con la suficiente relajación para iniciar nuestro proceso de peticiones a las energías universales. Así pues, podemos empezar a decretar nuestro futuro con el uso inteligente de la palabra. Damos algunos ejemplos: si lo que deseamos es un trabajo nuevo, inclusive le podemos poner fecha y ser lo mas descriptivo posible. Decretamos: “Tengo un nuevo trabajo, en la empresa xxx, en el cargo de yyy, a partir de marzo de este año”, Decreta sin miedo y con fe. No pienses que eres osado al decretar con fecha y de manera tan específica, todo es posible lograrlo mientras esté al alcance de nuestras posibilidades física. Con esto último, me refiero a que es imposible aspirar a aquello donde nuestro físico irremediablemente no puede llegar, no podemos pedir ser piloto de aviones de guerra si nos falta un ojo, pero perfectamente podemos desear llegar a ser modelo de pasarela si pesamos 150 kilos, ya que la obesidad es posible eliminarla para lograr nuestro objetivo, pero difícilmente la Fuerza Aérea nos aceptará si nos falta un ojo. Así que, podemos hacer todas las peticiones que deseemos, pero creyendo en ello, y les aseguro, dada mi experiencia y de otros muchos, que aquello que desean les será cumplido.

En este estado de meditación y relajación profunda haremos todas las peticiones que consideremos necesarias para nuestra abundancia en general (leer trabajos titulados Elementos de la Abundancia en este Blog). Inclusive podemos pedir por y para otros. Terminados los decretos, podemos salir de nuestro estado de relajación usando el método del ascensor pero en forma ascendente, desde el piso 1 al 4. Antes de iniciar y cuando lleguemos a cada piso decretaremos mentalmente lo siguiente: “Al llegar al piso 4, abriré los ojos y estaré completamente relajado, pleno de salud, éxito, prosperidad, felicidad, amor y sabiduría”.

Ahora bien, todavía no es hora de empezar con la meditación, antes debemos aprender a usar la visualización creativa cuando decretamos y tener una actitud especial en la vida. De lo cual nos ocuparemos en otra entrega de este trabajo, Camino a la Prosperidad.

Continuará....

H. G. CIBELE

Todos los derechos reservados. Se permite la reproducción parcial o total siempre que se indique el nombre del autor.

Publicar un comentario