viernes, 11 de julio de 2008

Mente y celulas. la Biologia de la Creencia (part 3)




Definitivamente la ciencia es clara, nuestra mente es capaz de influir en nuestro comportamiento celular, por lo que ese es un gran secreto que nos permitirá estar en abundancia de salud y prosperidad de vida. El secreto de los cambios celulares que podemos lograr con nuestra mente para obtener la abundancia y prosperidad en salud que deseamos. Este interesantisimo material seráa entregado en 5 partes, aquí la tercera. La primera la puedes leer en fecha, 1 de julio 2008 y la segunda en fecha 6 julio 2008.
H. G. CIBELE

BIOLOGÍA DE LAS CREENCIAS
Por: Bruce Lipton, PhD Profesor Adunto, Life Chiropractic College West, San Lorenzo, California. Los Angeles, EE.UU.



Como las partes de un carro, las proteínas se "gastan" cuando son
usadas. Si una proteína individual en una vía se gasta y no es reemplazada, entonces la acción de esa vía, se detendrá. Para retomar la función, la proteína debe ser reemplazada. En consecuencia, se pensó que las funciones del comportamiento eran controladas "regulando" la presencia o ausencia de proteínas que integran las vías. La fuente de reemplazo de las partes proteicas esta relacionada a factores de "memoria" que proveen la herencia…. la transmisión de un "cáracter". La búsqueda de factores hereditarios que controlaban la síntesis de proteínas condujeron al ácido desoxiribonuclé ico (ADN). En 1953, Watson y Crick revelaron el misterio del "código genético", el cual demostró como el ADN servía como "heliograma" molecular que definía la secuencia de aminoácidos comprendidos en una proteína. El heliograma del ADN para cada proteína es referido como un GEN. Dado que las proteínas definen el carácter de un organismo y las estructuras de las proteínas son codificadas por el ADN, los biólogos establecieron el dogma conocido como la Primacía del ADN. En este contexto, Primacía significa "primer nivel de control". Se concluyó que el ADN "controla" la estructura y comportamiento de los organismos vivientes. Dado que el ADN "determina" el carácter de un organismo, entonces es apropiado reconocer el concepto de Determinismo Genético, y la idea de que la estructura y comportamiento de un organismo está definida por sus genes. La filosofía materialista- reduccionista- determinista de la ciencia condujo al Proyecto del Genoma Humano, el programa multibillionario para mapear todos los genes. Una vez que este se cumpla, se asume que nosotros podemos usar ese conocimiento para reparar o reemplazar genes "defectuosos" , y en el proceso, realizar la misión de la Ciencia de controlar la expresión de un organismo. Desde 1953, los biólogos han asumido que el DNA "controla" la vida. En los animales multicelulares, el órgano que "controla" la vida es conocido como el cerebro. Ya que se presume que los genes controlan la vida celular y que los genes están contenidos en el núcleo de la célula, se esperaría que el núcleo fuera el "cerebro" de la célula. Disipando el Mito de los genes Si en cualquier organismo se remueve el cerebro, la consecuencia necesaria e inmediata de esa acción es la muerte del organismo. La remoción del núcleo de la célula, referido como enucleación, sería equivalente a remover el cerebro de la célula. Si bien la enucleación resultaría en la muerte inmediata de la célula, las células enucleadas pueden continuar sobreviviendo y exhibiendo un control "regulado" de sus procesos biológicos. De hecho, las células pueden vivir por dos o más meses sin un núcleo. ¡Evidentemente, la asunción de que los genes "controlan" el comportamiento celular es incorrecta!
Publicar un comentario