jueves, 11 de enero de 2007

BASURA EN EL ALMA

Una persona perversa resuelve hacer un presente a una persona pobre por su aniversario
e irónicamente manda preparar una bandeja llena de basura y desperdicios.

En presencia de todos, manda entregar el presente, que es recibido con alegría
por el agasajado.

Gentilmente, el agasajado agradece y pide que lo espere un instante, ya que le gustaría poder
retribuir la gentileza.

Tira la basura, lava la bandeja, la cubre de flores, y la devuelve con un papel, donde dice:
"Cada uno da lo que posee."

"Guardar resentimientos
es como tomar veneno y esperar que otra persona muera"

Autor desconocido. Foto DeWitt Clinton. Fuente Flickr

Publicar un comentario