sábado, 30 de junio de 2007

Video. Los 7 Habitos. Stephen Covey.3 y 4

Los 7 habitos de las personas altamente efectivas de Stephen Covey son presentados aqui en cuatro videos y en dos entregas. Aquí pueden ver las dos ultimas partes de estos consejos que pueden ayudad a mejorar la prosperidad y abundancia en sus vidas. Las Enseñanzas de Covey no son un secreto, desde hace algun tiempo este autor muestra, desde la perspectiva profesional, como logara la prosperidad y abundancia en el ambito profesional, otro secreto desvelado. Recuerden que no necesariamente estamos de acuerdo con todos los conceptos emitidos por los videos colocados en este blog.
H. G. CIBELE

Tercera Parte



Cuarta Parte

viernes, 29 de junio de 2007

Cambiar para un Nuevo Mundo

Tenemos edificios mas altos ... pero menos calma
Autopistas mas amplias ...pero nuestros puntos de vista son mas estrechos
Gastamos mas ... pero tenemos menos
Compramos mas ...pero lo disfrutamos menos
Tenemos casas mas grandes ... y familias mas pequeñas
Mas comodidades ... pero menos tiempo
Tenemos mas grados académicos ... pero menos sensatez
Mas conocimiento...pero menos juicio
Mas expertos... pero mas problemas
Mas medicina ... pero menos bienestar

Bebemos demasiado, fumamos demasiado, gastamos imprudentemente demasiado, reímos demasiado poco, anejamos demasiado rápido, nos enojamos rápidamente y nos detenemos demasiado tarde, nos levantamos cansados, raramente leemos, vemos demasiada televisión, "navegamos" mucho en Internet y raramente rezamos. Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero reducido nuestros valores y principios. Hablamos demasiado, amamos demasiado raramente y caemos demasiado frecuentemente.

Hemos aprendido como hacer una vida ... pero no a vivir
Hemos agregado anos a la vida ... no vida a los anos
Hemos encontrado la forma de ir a la luna y regresar ... pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer al nuevo vecino
Hemos conquistado espacio exterior ... pero no nuestro espacio interior (ser dueños de nosotros mismos)
Hemos hecho cosas mas grandes ... pero no cosas mejores
Hemos limpiado el aire ... pero contaminado el alma
Hemos partido el átomo ... pero no nuestro prejuicio
Escribimos mas ... pero aprendemos menos
Planificamos mas ... pero logramos menos
Hemos aprendido a acelerar el paso ... pero no a esperar
Tenemos ingresos mas altos ... pero moral mas inferior
Mas alimento ... pero menos templanza
Mas reconocimiento ... pero menos amigos
Mas esfuerzo ... pero menos éxito.
Construimos mas computadoras para retener mas información... pero tenemos menos comunicación
Hemos logrado mucho en cantidad ... pero poco en calidad
Estos son los tiempos de comida rápida ... y digestión lenta
De hombres altos ... y carácter corto
Ganancias acumuladas ... y relaciones efímeras.
Estos son los tiempos de paz mundial ... pero guerra en el hogar
Mas ocio ... y menos diversión
Mas tipos de alimento ... pero menos nutrición
Estos son días en que ambos esposos trabajan y ganan dinero ... pero hay mas divorcios.
De casas mas fantasticas ... pero hogares rotos.

Estos son días de viajes rápidos, panales desechables, moralidad desechable, estancias de una noche, cuerpos con sobrepeso, y píldoras que hacen cualquier cosa desde alegrar hasta tranquilizar o matar. Es un tiempo donde hay mucho en el aparador y nada en la bodega de mercancías.

Tenemos mas templos ... pero vamos menos a misa
Tenemos mas Biblias ... pero no la leemos
Tenemos mas grupos apostólicos ... pero no participamos en ellos
Leemos o escuchamos sobre como orar ... pero no Hablamos mucho sobre
valores ... y no los practicamos
Prometemos mucho ... pero cumplimos poco
Tenemos mas cosas ... y desperdiciamos muchas

¿No será tiempo de cambiar al menos nosotros mismos y vivir lo que pensamos, en vez de pensar lo que vivimos?

Pbro. Ernesto Ma. Caro.

jueves, 28 de junio de 2007

Video. Los 7 Habitos. Stephen Covey. 1 y 2

Los 7 habitos de las personas altamente efectivas de Stephen Covey son presentados aqui en cuatro videos y en dos entregas. Aquí pueden ver las dos primeras partes de estos consejos que pueden ayudad a mejorar la prosperidad y abundancia en sus vidas. Las Enseñanzas de Covey no son un secreto, desde hace algun tiempo este autor muestra, desde la perspectiva profesional, como logara la prosperidad y abundancia en el ambito profesional, otro secreto desvelado. Recuerden que no necesariamente estamos de acuerdo con todos los conceptos emitidos por los videos colocados en este blog.
H. G. CIBELE

Primera Parte



Segunda Parte

miércoles, 27 de junio de 2007

Las Tres Bardas y Socrates

Un discípulo llego muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera:
-Maestro, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de tí con malevolencia....

Sócrates lo interrumpió diciendo: -!Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de las Tres Bardas lo que me vas a decir?
-¿Las Tres Bardas?

-Si -replico Sócrates- La primera es la VERDAD
¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero¡ en todos sus puntos ?
-No... lo oí decir a unos vecinos....

-Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda Barda que es la BONDAD
¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?
- No, en realidad no; al contrario....

-!Ah! -interrumpió Sócrates- Entonces vamos a la Ultima Barda ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?
-Para ser sincero, no; necesario no es..

-Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario.....
... Sepultémoslo en el Olvido ....

lunes, 25 de junio de 2007

Video. La Felicidad

La Felicidad es el gran secreto dentro de los logros de prosperidad y abundancia. Cuando somos felices tenemos el camino libre y no existe para nosotros secreto para lograr la abundancia y prosperidad
H. G. CIBELE


El Tesoro en el Anciano

Los ancianos son parte de nuestro tesoro en la vida. Nuestra prosperidad y abundancia es mayor cuando sabemos apreciar a los adultos mayores, el secreto está en darles el trato que se merecen y aprender de su fuente de experiencia. Es absoluta abundancia y prosperidad para nosotros ver a nuestros ancianos felices y compartiendo juntos el gran secreto de la cotidianidad.
H. G. CIBELE

Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia.
Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.
A los setenta años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida pedir un favor a su hijo.

Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.
-¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí!
-Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.
-Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.
-Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo.
-Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡me siento tan solo!
-¿Quedarte a vivir aquí?, sí... claro... pero no sé si estarías a gusto, tu sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial... y luego los niños..
-Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano.
-No padre no es eso, solo que, no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían, o solo que no te moleste dormir en el patio.
-Dormir en el patio está bien.
-El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de doce años.
-Dime papá.
Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche.
-Sí con gusto. ¿Y donde va a dormir?
-En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.
Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó su padre.
-¿Qué haces Luis? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo?
-Sabes papá, estaba pensando...
-¿Pensando en que?
-En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa.

Anónimo

domingo, 24 de junio de 2007

El Secreto de Atreverse

Uno de los secretos para lograr la abundancia y prosperidad en nuestra cotidianidad está en atrevernos a realizar aquello que no es señalado por las energías universales. El temor está contra este secreto e impide que logremos la suficiente abundancia y prosperidad que deseamos.
H. G. CIBELE


El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte, te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos.

No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar; se equivoca el agua que por temor a equivocarse, se estanca y se pudre en la laguna.

No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta; se equivoca la que por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida.


No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas, se equivoca aquel que por temor a equivocarse no acciona.

No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo, se equivoca aquel que por temor a caerse renuncia a volar permaneciendo en el nido.

Pienso que se equivocan aquellos que no aceptan que ser hombre es buscarse a sí mismo cada día, sin encontrarse nunca plenamente.

Creo que al final del camino no te premiarán por lo que encuentres, sino por aquello que hayas buscado honestamente.

Autor Desconocido. Foto Stockxper
t

sábado, 23 de junio de 2007

Video. Cuantica y Salud EFT

En este video veremos la relación entre la cuántica y la salud. El EFT.siglas en ingles de Técnicas de Liberación Emocional, Nos indica como controlar nuestra salud, parte importantisima para tener una gran prosperidad y abundancia. No es un secreto, que un buen estado físico nos lleva de forma segura hacia nuestros objetivos de prosperidad integral, es decir abundancia, Este es un secreto conocido por todo , veamos el video.
H. G. CIBELE

,

viernes, 22 de junio de 2007

El Bambu. El Secreto de la Paciencia


Si estamos trabajando para lograr nuestros objetivos en lobtener abundancia y prosperidad en nuestras vidas, tenemos que recordar que un gran secreto es la paciencia, ya que las energías están funcionando para que se nos cumpla lo deseado obteniendo la abundancia y prosperidad requerida. Así que no olvidemos que la paciencia es parte del secreto de la fórmula de abundancia y prosperidad.
H. G. CIBELE

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego.

También es obvio que quien cultiva la tierra no se detiene impaciente frente a la semilla sembrada, y grita con todas sus fuerzas: ¡Crece, maldita seas!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú y que lo transforma en no apto para impacientes:
Siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece
¡más de 30metros!

¿Tardó sólo seis semanas crecer?

No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas personas tratan de encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados en corto plazo, abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar la meta.

Es tarea difícil convencer al impaciente que sólo llegan al éxito aquellos que luchan en forma perseverante y saben esperar el momento adecuado.

De igual manera es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo.
Y esto puede ser extremadamente frustrante.

En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés, y aceptar que en tanto no bajemos los brazos -, ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos-, si está sucediendo algo dentro nuestro: estamos creciendo, madurando.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

El triunfo no es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación.
Un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros.
Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia.

Tiempo... Cómo nos cuestan las esperas, qué poco ejercitamos la paciencia en este mundo agitado en el que vivimos...

Apuramos a nuestros hijos en su crecimiento, apuramos al chofer del taxi... nosotros mismos hacemos las cosas apurados, no se sabe bien por qué...

Perdemos la fe cuando los resultados no se dan en el plazo que esperábamos, abandonamos nuestros sueños, nos generamos patologías que provienen de la ansiedad, del estrés...
¿Para qué?

Te propongo tratar de recuperar la perseverancia, la espera, la aceptación.
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes...
quizá solo estés echando raíces....
Autor desconocido. Foto Stockxpert

jueves, 21 de junio de 2007

Video. Autoayuda en los Simpson

En esta oportunidad , y con la idea de refrescar un poco la seriedad de los temas que tratamos en este blog, ofrecemos este video de unas escenas de un capítulo de los Simpson, donde parodian el tema de la autoayuda, pero a su vez dejan un mensaje muy importante. La actitud es la clave para nuestra abundancia y prosperidad, sin secretos sin nada escondido. Nuestro comportamiento adecuado nos dará abundancia y prosperidad.
H. G. CIBELE


martes, 19 de junio de 2007

El Amigo Verdadero

Como dijimos en un post anterior, la amistad es uno de los grandes secretos para mantener la prosperidad y la abundancia en nuestra vida. Pero este gran secreto, tiene uno mayor, que está en saber escojer verdaderos amigos que en forma conjunta compartamos todo nuestro amor, felicidad, salud, exito, dinero, sabiduría formando un gran círculo de prosperidad y abundancia.


H. G. CIBELE




Un amigo SENCILLO nunca te ha visto llorar.Un amigo VERDADERO tiene los hombros húmedos por causa de tus lágrimas.



Un amigo SENCILLO no conoce los nombres de tus padres.Un amigo VERDADERO tiene sus números de teléfono en su libreta de direcciones.



Un amigo SENCILLO trae una botella de vino a tu fiesta.Un amigo VERDADERO llega temprano para ayudarte a cocinar y se queda hasta tarde para ayudarte a limpiar.



Un amigo SENCILLO odia cuando le llamas después de haberse acostado.Un amigo VERDADERO te pregunta por qué te tardaste tanto en llamar.



Un amigo SENCILLO procura hablar contigo acerca de tus problemas.Un amigo VERDADERO procura ayudarte con tus problemas.



Un amigo SENCILLO se imagina tu vida romántica.Un amigo VERDADERO podría chantajearte con ella.



Un amigo SENCILLO, al visitarte, actúa como un invitado.Un amigo VERDADERO abre el refrigerador y toma lo que necesita.



Un amigo SENCILLO piensa que ha terminado la amistad después de un argumento.Un amigo VERDADERO sabe que no tienen una amistad sino hasta después de haber tenido una pelea.



Un amigo SENCILLO espera que siempre estés ahí para Él o ella.Un amigo VERDADERO siempre estará ahí para ti.



Un amigo SENCILLO leerá esto y lo lanzará a la basura.Un amigo VERDADERO te lo enviará hasta que esté seguro de que lo has recibido.



Autor desconocido. Foto: Stockxpert

domingo, 17 de junio de 2007

El Samurai. Sabiduria contra Sentimientos Negativos

Para que en nuestras vidas la abundancia y la prosperidad sean una realidad, debemos alejar de nuestra cotidianidad los sentimientos negativos. Esto no es un secreto para nadie, el ser sordos ante la negatividad sentimental de otros, crea un escudo que proteje nuestra abundancia y prosperidad. Guardemos nuestros buenos sentimientos como el secreto de nuestra felicidad.
H. G. CIBELE


Para pensar........
Cerca de Tokio vivía un gran samurai ya anciano, que se dedicaba a enseñar a los jóvenes.
A pesar de su edad, corría la leyenda de que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.
Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación.Esperaba a que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Con la reputación del samurai, se fue hasta allí para derrotarlo y aumentar su fama.
Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo aceptó el desafío.
Juntos, todos se dirigieron a la plaza de la ciudad y el joven comenzaba a insultar al anciano maestro. Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió en la cara, le gritó todos los insultos conocidos -ofendiendo incluso a sus ancestros-.Durante horas hizo todo por provocarlo, pero el viejo permaneció impasible.
Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró.
Desilusionados por el hecho de que el maestro aceptara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron:-¿Cómo pudiste, maestro, soportar tanta indignidad? ¿Por qué no usaste tu espada, aún sabiendo que podías perder la lucha, en vez de mostrarte cobarde delante de todos nosotros?El maestro les preguntó:-Si alguien llega hasta ustedes con un regalo y ustedes no lo aceptan, ¿a quién pertenece el obsequio?-A quien intentó entregarlo- respondió uno de los alumnos.- Lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos -dijo el maestro-.Cuando no se aceptan, continúan perteneciendo a quien los llevaba consigo.

Autor Desconocido. Foto: Stockxpert

viernes, 15 de junio de 2007

Puentes de Amistad

La prosperidad y abundancia en nuestra vida y entorno aveces necesita que se les tiendan puentes para lograr los deseos. Y sabemos que la amistad no es un secreto para lograr estos objetivos de abundancia y prosperidad. Probablemente el secreto esta en el saber escojer buenos amigos, de lo cual hablaremos en otro post.
H. G. C IBELE
Los puentes son como ciertas personas:Su importancia se valora cuando ya no están, o cuando están rotos y no se los puede usar....... Existe una cantidad impresionante de puentes:Cortos y largos, anchos y estrechos, seguros e inseguros, caros y económicos..... Todos tienen sin embargo, algo en común:Sirven para unir dos orillas...... Atravesándolos, uno siente que, de algún modo, lleva un mensaje al otro lado...... También las personas estamos llamadas a ser puentes, para facilitar el encuentro, para superar aflicciones, para estimular el perdón...... Hacer de puente a veces cuesta, pero cuando da resultado, la gratificación es grande...... Quiero ser para ti como un puente sobre el río... Del lado de acá está tu hoy..... Del lado de allá tu mañana...... Entre los dos lados, el río de la vida, a veces sereno, a veces turbulento, a veces traicionero y a veces profundo y revuelto...... ES NECESARIO ATRAVESARLO...... No soy Dios ni pretendo jugar a ser Dios..Sólo Él puede llevarte con seguridad al otro lado......Pero yo quiero ser el puente que haga más fácil la travesía...... Si crees que no es bueno pasar sólo, usa mis hombros...
Si me balanceara, no tengas temor...Dios me ha colocado en tu camino para ayudarte a cruzar el río...... No dudes en utilizarme, y cuando llegues, déjame, si quieres...... Si, me entiendes bien, déjame donde estoy. Otros han pasado por medio de mi, igual como tu pasaron...... Pero quiero que continúes tu marcha...... Soy tu puente para muchas travesías de la vida, pero aún tengo otro nombre...... SOY UN PUENTE LLAMADO AMISTAD

Autor desconocido. Foto:Stockxpert



miércoles, 13 de junio de 2007

El Cangrejito Volador

Recordemos que nuestros sueños son realidad si así lo queremos. Nuestra prosperidad y abundancia en todos los aspectos de la vida no tienen secretos. El mayor secreto a voces es el deseo de tener prosperidad y abundancia como objetivo primordial para nuestra existencia.

H. G. CIBELE







Había una vez un cangrejito nuevo que estaba haciendo un hueco profundo en la tierra, cuando, sin más ni más, vino una paloma torcaza a darle conversación.
-¡Bonito que te está quedando el pozo ese! –dijo la paloma-, y el cangrejo levantando los tarritos de sus ojos, la miró tranquilo y respondió:
-No se trata de un pozo, estoy haciendo mi casa.
-¡Cómo!- exclamó asombrada la paloma -¿Ese oscuro agujero es tu casa?
-Pues.... sí, mi casa.
-¿Cómo se entiende ese disparate muchacho?
-¡Ah!, ¿qué no?
-¿Pero te parece poco llamarle casa a un agujero en la tierra? Escucha: si puedes vivir en la rama de un árbol ¿cómo vas a habitar en el fondo de un pozo oscuro?
-Señora –dijo dignamente el cangrejito-, ¿se olvida usted de que está hablando con un crustáceo? No soy una paloma, señora.
-¿Pero eso qué importa si eres cangrejo con voluntad?
“Un cangrejo con voluntad”, se dijo el cangrejito- levantando directamente al cielo los tarritos de sus ojos. “¿Sería posible eso?”. Mas, enseguida contuvo su entusiasmo.
-¿Cómo vas a pasarte la vida bajo tierra?
-Pero... es que toda mi familia lo ha hecho siempre así....
-Ya me imagino a toda tu familia; es decir, por uno que empezó una vez, todos los demás han seguido haciendo lo mismo. ¿Y es que en tu familia no hay aspiraciones?
-Bueno, hay cangrejos... aspiraciones, que yo sepa, no.
-Bien –dijo la paloma- entonces tú vas a ser el primero de los tuyos que viva en un árbol.
-¡Cómo! ¿Yo vivir en un árbol?
-Tú, el primero de todos.
-¡Pero mire, señora Paloma, que mi abuelo me mandó esta mañana a que hiciera mi cueva, diciéndome que ya es hora de fabricarla como hacen los demás!
-Pero, muchacho, contesta una cosa: ¿qué casa estas fabricando?
-La mía señor, ¿cuál otra?-
-Ninguna, porque... ¿cuándo tú has visto una casa sin puertas ni ventanas?
-Bueno.... no; verdad que no la he visto.
-¿Entonces dónde vas a hacer allá abajo una ventana y qué fresco y qué luz van a entrar por ella?
-Tiene razón.
-Y hasta suponiendo que hubiera una ventana sin fresco y sin luz, ¿qué pajarito se pondría a cantar en ella cuando llegue el verano?>
-No, ninguno.
-Entonces está claro; hazte una casa en el aire, muchacho.
-Pero ... ¿en el aire?
-Quiero decir en la rama de un árbol, de un pino, de un júcaro, de un dagae, en el polo del monte que más te guste.
-¡Un nido!
-Eso, un nido fresco que lo meza el viento. De día cerca del Sol, de noche cerca de las estrellas.
-¡Ah! ¡qué bueno sería! En el fondo, los cangrejos todos queremos llegar a las estrellas... Pero enseguida se entristeció:-¡Pero es que soy solamente un cangrejo!
-¡Déjese de historias! ¡Usted es lo que usted quiera ser! ¡Sea pues, un crustáceo con voluntad!
Y como si estuviera cansada de hablar, la paloma torcaza batió sus alas y salió volando por encima del joven cangrejo, quien con los tarritos de sus ojos la siguió mirando hasta que se perdió en el viento.
Mas, ya el cangrejito no podía seguir haciendo su cueva en la tierra. Así que aquella misma tarde, después de que se lavó las tenazas en el río fue directo a ver a su abuelo.
-Abuelo, quiero fabricar mi casa fuera de la tierra.
-¡Cómo! –exclamó el abuelo, cayéndosele la comida de la boca.
-Sí. Voy a hacerlo si es posible en el copito de un caguairán.
-¡Hijo mío! –dijo entonces mirándolo muy preocupado-, tienes que tener cuidado con las hierbas que comes. A ver, ¿qué has comido, hijo mío?
-Palmiche, abuelo, pero hablé con la paloma torcaza...
-¿Con esa loca?
-Me ha dicho que es un disparate vivir bajo tierra como una lombriz.
-Sea, pero ten en cuenta que tú no eres más que un cangrejo, muchacho.
-Un cangrejo que acaso un día pueda vivir cerca de las estrellas.
-Pero, qué diablos de casa es esa?
-Un nido, abuelo, un nido.
-¿Nido? ¿Y dónde están tus alas, muchacho?
-Pues, quién sabe con el tiempo si...
-Más, esta vez el abuelo no lo dejó terminar.
-¡Muchacho! –tronó, mientras tú seas cangrejo no hay ala que te salga ni pluma que te cuelgue. Cangrejo naciste y cangrejo terminas.
-Pero el nieto estaba dispuesto a trabajar de todas maneras. Así que se fue solo al monte y escogió el caguairán que le pareció más alto y frondoso de todos.
-Era un trabajo difícil el que se había propuesto. Tendría que subir y bajar el árbol cuantas veces fuera necesario para construir allá arriba su nido. Mas, empezó sin miedo, echándose a las espaldas los palitos secos y las bolsas de resina y todo lo que necesitaba para su trabajo.
-Subía y bajaba clavando sus patas espinadas en el tronco, y lo hizo tantas veces que formó un trillito de puntos en la corteza del caguairán. Y no sólo era el trabajo que pasaba y el peligro que corría sino las cosas que le decían los otros animalitos del suelo, los que no vuelan.
-¡Loco, loco de a viaje está! –decía la jicotera encaramada en su piedra del río-, ¡Y se revienta un día de estos! ¡vivir para ver!
Pero él ni siquiera contestaba. Subía y bajaba lento, incansable, llevando su carga. A veces sucedía también que a mitad de camino, ya no podía más y rodaba la carga. Entonces, firme, sin ceder, bajaba hasta el suelo, cargaba de nuevo y tornaba a subir con los ojos fijos allá arriba, donde estaba creciendo su nido en la punta de la rama más alta.
Por su parte, el viejo abuelo estaba muy triste y acabó diciendo que tenía un nieto chiflado, el primero en la familia.
Pero al fin, una mañana se corrió la voz por toda la isla.
De todas las provincias vinieron pájaros a visitarlo. De oriente llegó un lindo senseremicó, con su cuello amarillo como una corbata nueva. De Camagüey, un pájaro carpintero de pecho rojo y camisa de guinga. De Santa Clara un zenzontle cantador que le decían el Jilguero del Escambray. De Matanzas, la más dulce paloma de todas. De La Habana, un zunzún azul que se paraba en el aire volando. Y por fin, de Pinar del Río, un ruiseñor de Viñales al que le decían la Flauta de Aragón.
Vinieron todos y alabaron el nido del cangrejito, que era como un hermoso balcón al viento y la luz. Él dio las gracias a todos y les ofreció guayabas maduras y pomarrosas del río.
Y en ese mismo día, al atardecer, fue que sintió sueño y se extrañó. ¿Acaso estaría enfermo? Jamás había sentido sueño al atardecer. Todo lo contrario, porque esa es la hora en que los cangrejos salen a pasear, la misma en que los pájaros se posan a dormir.
Pero en fin, se quedó dormido. Y cayó la tarde y pasó la noche con sus estrellas y sus sputniks, mientras él dormía sosegadamente sin darse cuenta de nada.
Más al otro día, cuando el sol tibio de la mañana lo hizo despertar, sintió como si no cupiera en el nido. Levantó primero el tarrito de un ojo y después el tarrito del otro. Miró a la derecha y quedó mudo de asombro; miró a la izquierda y quedó mudo del mismo asombro; ¡Dos Alas! ¡Dos alas encendidas como las plumas del tocororo le salían de los costados! Le habían crecido durante la noche y eran más largas que sus tenazas.
Entonces el cangrejito, no sabiendo si llorar o reír de alegría, levantó sus hermosas alas, las batió ruidosamente haciendo caer algunas hojas maduras del caguairán y se lanzó de frente al viento a volar para siempre.
Desde aquella mañana todo el mundo vivía asombrado, con las caras vueltas hacia arriba para ver el cangrejito volador atravesar el aire, y hasta el viejo abuelo solía decir orgulloso ahora:
¡Tengo un nieto plumoso, lindo como un tocororo y vuela como el viento!






ONELIO JORGE CARDOSO

domingo, 10 de junio de 2007

Atrevete a Salir al Bosque. 2da parte






En nuestra vida debemos de atrevernos, si no somos capaces de asumir los retos no podremos lograr la prosperidad y abundancia que deseamos. Uno de los grandes secretos revelados es el deseo sumado a la voluntad que nos lleva a obtener lo que deseemos en nuestravida bajo una cubierta absoluta de prosperidad y abundancia. Recuerda el secreto es atreverse.

H. G. CIBELE







Y así la doncella regresó a la aldea, alegrándose de estar viva. Y esta vez cuando ellos le dijeron, "Quédate aquí y cásate conmigo", o "Haz lo que te digo", o "Di lo que yo quiero que digas, pero que todo quede tan en secreto como el día en que viniste", la doncella tomó la pestaña del lobo, miró a través de ella y vio sus motivos tal como jamás lo había visto.
Y la vez en que el carnicero pesó la carne, ella miró a través de la pestaña del lobo y vio que pesaba también su pulgar.
Y miró al pretendiente que le decía "Soy el que te conviene", y vio que no le convenía para nada.
Y de esta manera y muchas más se salvó no de todas pero sí de muchas desgracias.
Pero además, con esta nueva visión, no sólo vio al astuto y al cruel sino que el corazón se le hizo inmensamente grande, pues miraba a las personas y las volvía a calibrar gracias al don que le había otorgado el lobo al que ella había salvado.
Y vio a los que eran verdaderamente buenos y se acercó a ellos; encontró a su compañero y permaneció a su lado todos los días de su vida; percibió a los valerosos y se acercó a ellos; captó a los fieles y se unió a ellos; vio perplejidad por debajo de la cólera y se apresuró a disiparla; vio amor en los ojos de los tímidos y se inclinó hacia ellos; vio sufrimiento en los callados y cortejó su risa; vio necesidad en el hombre sin palabras y le habló; vio fe en lo más hondo de la mujer que afirmaba no tenerla y se la volvió a encender con la suya.
Vio todas las cosas con la pestaña del lobo, todas las cosas verdaderas y todas las cosas falsas; todas las cosas que iban contra la vida y todas las cosas que iban a favor de la vida; todas las cosas que sólo podían verse a través de los ojos de aquel que pesa el corazón con el corazón, y no sólo con la mente.
Así descubrió que era cierto lo que dicen, que el lobo es la más sabia de las criaturas. Si prestas atención, el lobo cuando aúlla hace siempre la pregunta más importante, no dónde está el alimento más próximo, la pelea más próxima o la danza más próxima, sino la pregunta más importante para ver dentro y detrás; para sopesar el valor de todo lo que vive...
¿Dóoooonde estáaaa el almaaaaa?
¿Dónde está el alma?
¿Dónde está?
Sal al bosque, sal enseguida. Si no sales al bosque, jamás ocurrirá nada y tu vida no empezará jamás.
Sal al bosque, sal enseguida.
¡Sal al bosque, sal enseguida!



LA PESTAÑA DEL LOBO Cap. 16 de "Mujeres que corren con los lobos"de Clarissa Pinkola Estés

viernes, 8 de junio de 2007

Atrevete a Salir al Bosque. (1ra. Parte)


En nuestra vida debemos de atrevrnos, si no somos capaces de asumir los retos no podremos lograr la prosperidad y abundancia que deseamos. Uno de los grandes secretos revelados es el deseo sumado a la voluntad que nos lleva a obtener lo que deseemos en nuestravida bajo una cubierta absoluta de prosperidad y abundancia. Recuerda el secreto es atreverse.
H. G. CIBELE



"Si no sales al bosque, jamás ocurrirá nada y tu vida jamás empezará".
-No salgas al bosque, no salgas -dijeron ellos.
-¿Porqué no? ¿Porqué no tengo que salir al bosque esta noche? -preguntó ella.
-En el bosque habita un enorme lobo que se come a las personas como tú.
-No salgas al bosque, no salgas, por lo que más quieras...
Pero, naturalmente, ella salió al bosque y, como era de esperar, se encontró con el Lobo, tal como ellos le habían advertido.
-Lo ves? Ya te lo decíamos -graznaron.
-Eso es mi vida, no un cuento de hadas, zopencos -replicó ella. -Tengo que ir al bosque y encontrarme con el lobo; de lo contrario, mi vida jamás podrá empezar.
Pero el lobo que ella encontró, había caído en una trampa, se le había quedado la pata prendida de un cepo.
-¡Socorro, auxilio! ¡Ay, ay, ay! -gritaba el lobo-. ¡Socorro, ayúdame y te daré la justa recompensa! -añadió. (Porque eso es lo que hacen los lobos en los cuentos de esta clase).
-¿Y cómo sé yo que no me vas a hacer daño? -le preguntó ella, pues su misión era hacer preguntas-. ¿Cómo sé yo que no me matarás y me dejarás reducida a puros huesos?
-Mala pregunta -dijo el lobo-. Tendrás que confiar en mi palabra.
Y el lobo reanudó sus aullidos y lamentos.
¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!
-Sólo hay una pregunta que merece la pena hacer, hermosa doncella, ¿Dóooonde está el almaaaaa?
-Oh, lobo, voy a correr el riesgo. ¡Vamos allá!
Abrió la trampa, el lobo sacó la pata y ella se la envolvió con hierbas medicinales y plantas.
-Oh, gracias, dulce doncella, mil gracias -dijo el lobo, lanzando un suspiro.
Pero, como había leído demasiados cuentos que no debía, ella exclamó:
-Bueno, ahora ya puedes matarme, anda, terminemos de una vez.
Pero no fue eso lo que ocurrió. En su lugar, el lobo alargó la pata y se la apoyó en el brazo.
-Soy un lobo de otro tiempo y lugar -dijo. Y, arrancándose una pestaña del ojo, se la entregó diciendo: -Úsala y procura ser sabia. De ahora en adelante sabrás quién es bueno y quién no lo es tanto. Mira a través de mi ojo y lo verás todo con claridad.
-Por dejarme vivir, te ofrezco vivir como jamás en tu vida has vivido.
Recuerda que sólo hay una pregunta que merece la pena hacer, hermosa doncella,
¿Dóoooonde está el almaaaaa?




LA PESTAÑA DEL LOBO Cap. 16 de "Mujeres que corren con los lobos"de Clarissa Pinkola Estés

miércoles, 6 de junio de 2007

El Hombre y El Mundo


Los niños en general manejan grandes secretos de la vida dentro de su inocencia. E indudablemente este cuento nos señala una de los secretos claves para que haya prosperidad y abundancia en el mundo. Enseñandono que el hombre ordenado con una vida de prosperidad y abundancia hará del mundo un lugar perfecto y sin secretos.

H. G. CIBELE

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.

De repente se encontró con una revista en donde venía el mapa del mundo ¡Justo lo que precisaba!. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: "Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto, para que lo repares sin ayuda de nadie".

Entonces calculó que al pequeño le llevaría días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente. "Papá, ya hice todo, conseguí terminarlo".

Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño. Pensó que sería imposible que, a su edad, hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.

Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.

¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?

-Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lograste armarlo?

-Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre
...

Así que dí vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que si sabía como era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo

Autor: Desconocido

lunes, 4 de junio de 2007

Video. Afirmaciones para la Salud

Las afirmaciones son partes de el secreto para lograr una vida llena de prosperidad y abundancia. La salud es la condición más importante para lograr la abundancia y la prosperidad en nuestro mundo cotidiano, no es ningun secreto que cuando nuestro físico está alterado se crean energías negativas que perjudican toda nuestra vida.
H. G. CIBELE

sábado, 2 de junio de 2007

Ser Ganador o Perdedor. Un Secreto


Recordaremos sin cansarnos que uno de los secretos de la prosperidad y abundancia está en nuestra actitud ante la vida. El secreto tiene varias aristas y debemos saber manejarlas para tener una vida con prosperidad y abundancia, Nuestra actitud ante la cotidianidad nos marcar, y ya esto no es un secreto, una existencia de prosperidad y abundancia.
H. G. CIBELE

Cuando la persona ganadora comete un error, dice: "Me equivoqué", y aprende la lección.

Cuando una persona perdedora comete un error, dice: "No fue mi culpa", y se la echa a otros.

Una persona ganadora sabe que la adversidad es el mejor de los maestros.

Una persona perdedora se siente víctima ante la adversidad.

Una persona ganadora sabe que el resultado de las cosas depende de él.

Una persona perdedora cree que la mala suerte sí existe.

Una persona ganadora trabaja muy fuerte y genera más tiempo para sí mismo.

Una persona perdedora está siempre "muy ocupada" y no tiene tiempo

ni para los suyos.

Una persona ganadora enfrenta los retos uno a uno.

Una persona perdedora les da vueltas y no se atreve a intentarlo.

Una persona ganadora se compromete, da su palabra y la cumple.

Una persona perdedora hace promesas, no asegura nada y cuando falla sólo se justifica.

Una persona ganadora dice: "Soy bueno, pero voy a ser mejor".

Una persona perdedora dice: "No soy tan malo como lo es mucha otra gente".

Una persona ganadora escucha, comprende y responde.

Una persona perdedora sólo espera hasta que le toque su turno para hablar.

Una persona ganadora respeta a aquellos que saben más que él y

trata de aprender algo de ellos.

Una persona perdedora resiste a aquellos que saben más que él y

sólo se fija en sus defectos.

Una persona ganadora se siente responsable por algo más que solamente su trabajo.

Una persona perdedora no se compromete y siempre dice, "Sólo hago mi trabajo".

Una persona ganadora dice: "Debe haber una mejor forma de hacerlo . . .".

Una persona perdedora dice: "Esta es la manera como siempre lo hemos hecho".

Una persona ganadora es parte de la solución.

Una persona perdedora es parte del problema.

Una persona ganadora se fija en "como se ve la pared en su totalidad".

Una persona perdedora se fija "en el ladrillo que le toca colocar".

Una persona ganadora como tú, comparte este mensaje con sus amigos . . .

Una persona perdedora como los otros es egoísta y se lo guarda para sí mismo . . .

Autor: desconocido

viernes, 1 de junio de 2007

Afirmaciones para el Dinero

El dinero es parte de el secreto de la vida, claro está la prosperidad y abundancia se encuentra en muchos otros aspectos. La abundancia también debe ser de salud, amor, felicidad, exito, amista y sabiduría. Prosperidad abierta con el secreto descubierto.
El siguiente video muestra afirmaciones para lograr dinero. Aclaramos que en algunas oportunidades no compartimos plenamente los conceptos de los videos o páginas donde se crearon o alojan, pero lo divulgamos por sentido democrático.
H. G. CIBELE