domingo, 8 de mayo de 2016

Éxito. 5 claves para disfrutar más de la vida




De principio debemos dejar claro que, la vida es muy sencilla, los humanos tienden a complicarla porque el aprendizaje tradicional se basa en el planteamiento de problemas y no de soluciones. Además, que el cerebro no es más que un archivador de creencias basadas en experiencias y aprendizajes que asocia todo lo que ocurre a diario con una emoción, mayormente negativa, que tiende a complicar más la cotidianidad y a frustrar una buena vida. Por lo tanto, es recomendable romper con esas falsas creencias y aplicar a diario los siguientes cambios, que te permitirá encaminarte hacía una vida exitosa y plena. Una vida sin complicaciones. O sea, una vida donde no vas a convertir la cotidianidad en un asunto complicado y motivo de sufrimiento.
                       
·       Actitud. Es muy importante que enfrentes aquellas complicaciones que puedan surgir en tu vida con una actitud positiva, con un ánimo alto y con una sonrisa en el rostro. Te aseguro, que hacerlo con cara de amargura y sufriendo no provocará mejores ni más rápidas soluciones pero si va a afectar tu salud física y mental.

·       La sonrisa. No importa la circunstancia en que te encuentres, sonreír te hará sentir mucho mejor. Además, lograrás que quienes se mueven en ti entorno sean más empáticos contigo y estén dispuestos a apoyarte. Sin contar que la cantidad de músculos involucrados en el proceso son un excelente ejercicio para mantener un rostro más terso y joven. La sonrisa es propio de la persona con éxito y el éxito llega a las personas que sonríen.

·       Relajación. Aprende a diferenciar lo importante de lo urgente. Y, lo más importante eres tú, por lo tanto, debes dedicar a diario un tiempo para relajarte, divertirte y descansar. No por mucho trabajar serás  mejor, ya que en la medida que te deterioras mental y físicamente, serás menos efectivo.

·       Realiza cosas diferentes. Rompe con la cotidianidad. Agrega continuamente nuevas motivaciones a tu vida. Huye de la rutina. Inicia un nuevo curso, empieza a practicar un deporte, consigue un hobby, haz labor social, cambia la ruta que tomas para ir a trabajar y todo aquello que te provoque hacer y sientas que te hará feliz. Y no me digas que no tienes tiempo, el tiempo es tuyo, organízate. Ya que, si no lo haces, un día descubrirás que no tienes más tiempo para vivir y te arrepentirás.

·       Amistades. Mantén las amistades que te nutran, pero no te niegues a la posibilidad de compartir con personas de menor o mayor edad, de otras culturas o de otras latitudes. El roce social te ensañará mucho y te abrirá el conocimiento hacía otras realidades. Esto te dará  mayor conocimiento y más posibilidades de tener éxito.


En fin, tú decides, si te quedas allí donde estás, “ahogándote en un vaso de agua”, o sales a la superficies y tienes una vida más exitosa y feliz.
Publicar un comentario